lunes, 6 de enero de 2014

Calle Galeana

En el Monterrey Colonial, solamente tenían categoría de "calles" las que corrían de oriente a poniente. Las trazadas de sur a norte eran consideradas callejones. La actual calle Galeana era uno de esos callejones; en 1791, tenía sólo dos cuadras de largo, entre calle Morelos y Matamoros.

En 1861 la calle Galeana fue abierta al sur, desde calle Morelos hasta el Río Santa Catarina. En 1867 fue prolongada hacia el norte.
Calle Galeana en el centro de Monterrey.

El poeta regiomontano Simón Guajardo (1908 - 1943) escribió el siguiente poema sobre la calle Galeana:

¡Calle de Galeana, blanca calle mía!
Yo por ti he sentido fértil simpatía.
Cuando pequeñuelo, por tu clara vía,
en una escobeta montado corría;
después jugué al trompo, al "burro", al "soldado";
a los papalotes y al "ajusticiado".
Junto a esos portones,
-en alegre fiesta de chiquillería-,
se encendió la lámpara de mi fantasía,
con las narraciones
del mago Aladino,
Simbad el Marino
y aquellos terribles Cuarenta Ladrones.
Frente a la casona de tupidas rejas,
-aún siendo muy niño-,
desgrané las quejas
del primer cariño;
¡Quejas sollozantes que nadie escuchó!
Y en aquella casa de humilde ventana
mi madre nació.
¡Calle de Galeana, calle de Galeana,
tenlo por seguro que nadie te quiere tanto como yo!
Calle de Galeana -banquetas barridas, banquetas regadas;
yo voy caminando con lentas pisadas!...


Fuente:
Libro "Crónicas y Sucedidos del Monterrey de los siglos XIX y XX".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

IMPORTANTE:
No publicaré mensajes con direcciones de correo electrónico o direcciones de páginas web.